Mi Experiencia en Marina d’Or

¡Hola a todos y a todas! Hoy os traigo un post en el que os voy a contar la experiencia que viví en el Hotel 5 Estrellas de Marina d’Or Ciudad de Vacaciones.

Tuve la suerte de ser invitada al I Evento de Familias Blogueras que organizaba el propio complejo hotelero para dar a conocer, a través de familias bloggers, las instalaciones.

Recientemente han inaugurado un spa infantil así que aprovecharon para alojarnos y darnos la oportunidad de conocer su propuesta de ocio.

Tengo que decir que yo nunca había estado así que era mi primera vez y fui muy emocionada y con muchísimas ganas de aprovechar el evento.

opinion marina d'or

Por lo que tengo entendido, era la primera vez que el hotel celebraba un encuentro de estas características, así que, como persona paciente y comprensiva que soy, no me importó que hubiese algunos detalles a mejorar. El concepto de reunir a familias blogueras me pareció una gran idea ya que es una forma de acercaros a los lectores nuestra experiencia en el complejo y de propiciar que nos conociésemos en persona.

Agradecí especialmente el hecho de que había muy pocas actividades programadas ya que eso nos permitía ir a nuestro aire y circular como si fuésemos clientes.

Me pareció que haciéndolo así nuestra valoración podría ser mucho más real.

Llegamos el viernes a última hora y, a pesar de esto, las chicas de marketing y redes nos estaban esperando para darnos la bienvenida. Después de una breve cola en recepción comenzamos con el proceso de check in. Punto a su favor el hecho de que nos sirviesen una bebida para hacer más ameno el momento. Ahí ya noté que cuidaban ese tipo de detalles y me gustó que también ofrecieron bebida y unas chuches a mis peques.

Nos alojaron en una habitación de la décima planta. Disponíamos de wifi gratuito y régimen de todo incluido. Esto significa que teníamos desayuno, comida, cena y acceso a todos los servicios, incluidos los espectáculos y los parques de atracciones.

opinion marina d'or

Al entrar a la habitación ya vi que era de estilo clásico y quizás un poco rococó para mi gusto personal pero me gustó mucho el hecho de que era muy amplia y contaba con un pequeño recibidor y pasillo que hace que cuentes con más tranquilidad. No sé si os ha pasado, pero en los hoteles en los que las habitaciones son pequeñas es más difícil dormir ya que oyes el ir y venir de personas por los pasillos.

La decoración creo que podría renovarse un poco a nivel estético pero hay que decir que a nivel funcional estaban los muebles en muy buen estado e impecables. La cama era comodísima. Dormimos francamente bien. A Emma si le gustó mucho como estaba decorada y no paraba de decir que era un castillo.

Para los que sois maniáticos y necesitáis total oscuridad, sabed que las ventanas cuentan con doble cortina y de noche puedes aislarte perfectamente de todas las luces.

La habitación cuenta con un baño bastante completo en el que el wc está separado para mayor intimidad y también dispone de bañera hidromasaje. Los amenities del baño eran generosos y de buena calidad. Y un detalle que me gustó fue que no sólo los adultos teníamos albornoz y zapatillas. Para las peques nos dejaron albornoces de colores y unas mini zapatillitas de toalla que me molaron un montón. El último día le pedí unas nuevas a la empleada de limpieza sólo para guardarlas de recuerdo. Eran una cucada.

Quizás, lo mejor de toda la habitación fue la terraza. Era enorme y tenía unas vistas impresionantes del mar y todo el complejo. Además, había una mesa con dos sillas que mi marido agradeció mucho porque es de esas personas a las que les gusta tomar el aire. Las barandillas eran de obra y bastante altas así que proporcionaban sensación de seguridad y pude dejar que las niñas jugasen en la terraza.

opinion marina d'or

Una vez instalados y muy contentos con todos los detalles de bienvenida que nos dejaron en la habitación, bajamos a cenar al buffet.

No es el buffet más grande en el que he estado pero a pesar de no ser enorme estaba bien organizado por secciones y la comida era de buena calidad y casera.

Destacaban el buffet infantil hecho a la medida y altura de los peques. Yo que soy muy niñera me emocionaba viendo como iban los niños y se servían sus propios platos.

Vi que había carteles en los que se informaba de menús especiales para personas con alergias alimentarias y también me resultó muy positivo el hecho de que reponían la comida en cuanto se acababa. No importaba a que hora acudieses que si un plato se terminaba lo volvían a sacar. Había bastante variedad.

Tengo que decir que he estado en muchos restaurantes y hoteles de lujo y jamás había probado una carne de tan buena calidad. La materia prima era muy buena. Había un cocinero con una plancha que te cocinaba al momento la carne que le pidieses. Os recomiendo que probéis el solomillo y el secreto ibérico porque se deshacían en la boca.

Las patatas fritas también eran caseras y había mariscos, pescados, arroces, platos de cuchara, ensaladas, verduras y bastantes opciones de postres.

opinion marina d'or

Después de la cena acudimos al desfile de luces nocturno que viene a ser como una versión low cost del desfile luminoso de Disney. Digo low cost porque, obviamente, no es tan espectacular como el de Mickey y sus amigos pero oye, Pulpo, la Sirenita y sus coleguis dejaron a los niños con la boca abierta.

Los actores que encarnaban a los personajes se lo curraban un montón bailando y saludando a todos los peques. De hecho durante toda nuestra estancia estuvieron paseándose por el hotel y los alrededores interactuando y haciéndose fotos.

Como colofón final unos fuegos artificiales y nosotros nos fuimos a dormir. Aunque si vosotros sois más fiesteros tenéis una buena oferta de locales nocturnos.

Y por hoy voy a dejar aquí el post. En el siguiente os contaré todos los detalles del spa, del evento, de las atracciones y de los tratamientos de belleza.

Además publicaré un vídeo con un pequeño tour por las instalaciones.

Y para finalizar quiero agradecer a Marina d’Or que me invitase y me permitiese transmitiros mis impresiones. Creo que hay cosas que podrían mejorar pero la sensación constante que tuve en todo momento es que son conscientes de esa necesidad y la suplen con una atención al cliente muy correcta.

¡Nos vemos en el próximo post!

2 Comments on Mi Experiencia en Marina d’Or

  1. mayte mendez
    7 junio, 2017 at 23:25 (6 meses ago)

    YO ME QUEDO CON LA CARA, LA SONRISA Y TODO LO QUE VEIA Y ME TRASMITIAN MIS PEQUES…YO ENCONTRE ALGUNOS FALLOS QUE EN OTROS EVENTOS NO HE VISTO Y NADA LO CONTARE EN EL POST QUE ESTA EN EL HORNO… POR LO DEMAS PARA MI ESTUVO GENIAL.

    Responder
    • Anaïs
      10 junio, 2017 at 10:55 (5 meses ago)

      Hola Mayte, la verdad es que hubo algunos detalles organizativos que pudieron hacerse mejor pero siendo la primera vez que organizaban algo de esas características creo que salieron airosas. Yo estoy muy feliz de haber asistido y de haberos podido conocer a todas. Un besito!

      Responder

Leave a Reply


*