Cepillos Eléctricos Oral B para niños y no tan niños

¡Hola a todos! Vengo de vuelta con un post que tenía muchas ganas de publicar y es que llevamos ya varios días probando los cepillos de dientes eléctricos Oral B para niños y estaba ansiosa por explicaros nuestra experiencia.

Partíamos de la base de que yo le tenía muchísima manía a los cepillos eléctricos, no había tenido buenas experiencias con ellos en el pasado así que cuando vi que desde Madresfera lanzaban un sello de calidad junto a Oral B lo tuve bastante claro. Y aquí estoy hoy satisfecha de haberme apuntado porque la experiencia ha sido muy positiva.

Como os comentaba al principio, mi experiencia no había sido buena con otras marcas pero lo cierto es que ha hacía mucho tiempo que la odontóloga me decía que probase los de la marca Oral B porque me iban a convencer, de hecho ella misma los vendía en su consulta.

Cuando nos llegó la caja con los diferentes packs quedé gratamente sorprendida. Los que más llamaron mi atención fueron los cepillos eléctricos Oral B para niños. El de Emma lo escogimos de Minnie Mouse y el de Lily de Frozen. Las niñas alucinaron al verlos y es que son muy bonitos y obviamente eso fomenta que aún tengan más ganas de lavarse los dientes.

Podéis encontrar diferentes cepillos eléctricos Oral B para niños dependiendo de la edad. Está la gama infantil y la gama junior. Ya sé que no es precisamente algo muy técnico ni que aporte un gran valor pero Lily flipó cuando vio que podía añadirle pegatinas al cepillo.

Pero tienen más cosas interesantes además de pegatinas:

  • Están diseñados para limpiar con suavidad los dientes de los niños
  • Cabezal redondo especial para las bocas de los niños
  • Con filamentos extrasuaves para las delicadas encías de los peques
  • Funciona con la app Disney Magic Timer de Oral-B
  • Batería recargable con una autonomía de 8 días
  • Temporizador de 2 minutos

La reacción de Lily al lavarse los dientes por primera vez con los cepillos recargables Oral B para niños fue así de graciosa, dijo que le hacía muchas cosquillas por lo que fue una experiencia positiva y divertida.

Emma también está disfrutando mucho de su cepillo junior. Hemos notado que ahora la higiene dental es mucho más completa y no es necesario que les insistamos tanto en que vayan repasando.

Casi tanta curiosidad tenía por por ver que tal eran los cepillos eléctricos Oral B para niños como por probar los de adultos. Y debo decir que el pack Oral-B Smart 4 4000N también me ha gustado mucho.

Uno de los detalles que más he valorado es que las bases de carga son compatibles con todos los cepillos, tanto de niños como de adultos, así nos evitamos tener todas las bases sobre la encimera del lavabo.

Además viene un accesorio que se acopla a la base en el cuál podemos guardar hasta cuatro cabezales para evitar que estén al aire y queden resguardados de las bacterias gracias a su tapa.

Vienen incluidos dos cabezales de limpieza y creo que los han elegido con gran acierto porque uno es de los más suaves y otro de los más duros. Hay bastantes tipos de cabezales con diferentes características para cada dentadura concreta. También vienen unas argollitas de diferentes colores que se adaptan en el cabezal para diferenciarlos.

Algo que me sorprendió es que el cepillo se conecta a la aplicación de Oral B y te va dando instrucciones para que hagas un correcto lavado de los dientes. El cabezal redondeado además de proteger las encías elimina las manchas superficiales, el sarro y deja los dientes mucho más blancos desde el primer día de uso. Tiene tres modos diferentes de limpieza y la batería dura hasta dos semanas.

En cuanto a materiales se siente de muy buena calidad. Son robustos pero a la vez muy ligeros y ergonómicos. Apenas pesan por lo que son muy cómodos. Y aunque no sea algo prioritario destacar que a nivel de diseño son muy bonitos y quedan muy bien en el baño.

Sin duda alguna son unos cepillos eléctricos que destacan entre los de la competencia, ahora entiendo porque tanta gente me los recomendaba.

En definitiva, después de estos días probando los cepillos de dientes eléctricos Oral B para niños y para adulto puedo decir que siento que nuestra higiene bucal ha mejorado, que somos más conscientes del tiempo de cepillado gracias a la aplicación y que el momento del lavado bucal se ha vuelto más divertido. Nunca pensé que lo diría pero por una vez va a ser verdad el eslogan de una marca y es que a mi si me recomendó estos cepillos mi dentista. A partir de ahora se van a convertir en un elemento fijo en nuestro lavabo y cuando toque cambiar los cabezales aprovecharé para probar los otros tipos.

Si queréis ver más modelos o información sobre los cepillos eléctricos Oral B para niños y para adultos podéis visitar su web.

A continuación os dejo los packs en caso de que quisieseis comprarlos.

Muchas gracias a Oral B y a Madresfera por contar conmigo para este sello de calidad.

Y os recuerdo que si no queréis perderos ninguno de mis contenidos me podéis seguir en mi cuenta de Instagram para ver mi día a día y os podéis suscribir de forma gratuita a mi canal de YouTube donde cada semana subo tres nuevos vídeos con recetas, compras, hauls y mucho más.

¡Gracias por leerme y hasta el próximo post!

Deja un comentario

*