Angry Birds CakePops

cakepops

¡Buenos días de domingo! Hoy os traigo un post que no tenía pensado publicar pero Emma encontró unas fotos de hace cuatro años de unos cakepops de los Angry Birds que hice y me di cuenta de que no la había publicado.

No sé si os interesarán, ahora parece que vuelven a estar muy de moda gracias a la última película. A Emma le chiflan, además es que fue la primera peli que fue a ver al cine y le tenemos un cariño especial. Así que me hacía ilusión publicarlos.

Perdonad que la calidad de las fotos no sea la mejor pero, como os decía, ya tienen más de cuatro años y encima están hechas de noche con mala luz.

cakepops

INGREDIENTES:

Bizcocho o Galletas

Queso de untar o Nutella

PARA DECORAR:

Chocolate blanco

Colorantes alimenticios

Chuches, fondant y sprinkles

PREPARACIÓN:

Para hacer la masa de los Cakepops tenéis dos opciones: una sería coger bizcocho y desmenuzarlo hasta convertirlo en migas y la otra sería utilizar galletas tipo Oreo o Marías y triturarlas con un robot hasta dejarlas en polvo.

Ambas opciones son válidas y quedan muy ricas.

Una vez tengáis las migas las ponéis en un bol y añadís queso de untar o Nutella hasta conseguir una textura cremosa pero que se pueda manejar y dar forma con las manos.

Lo que buscamos es conseguir una masa que nos permita modelar y hacer bolitas que mantengan su forma. No os pongo las cantidades porque dependiendo del tipo de bizcocho o galleta que utilicéis necesitaréis más o menos queso o Nutella.

Una vez tengáis la masa tenéis que ir formando bolitas o conos como los que yo hice para este modelo en concreto. Les vais dando forma y una vez listos los metemos en la nevera un mínimo de media hora para que endurezcan un poco.

Mientras tenemos los cakepops en la nevera vamos a ir fundiendo el chocolate blanco y lo vamos a teñir con los colorantes alimenticios. El chocolate lo podéis fundir en el microondas o al baño maria, siempre con cuidado de no quemarlo.

Pasada la media hora recuperaremos los cakepops y los pincharemos en palitos de piruleta o en palitos de brocheta. Para una mejor sujeción, primero mojaremos el palito en el chocolate y luego lo clavaremos en la bolita, de esta forma conseguiremos que quede súper bien adherida y que no se caiga. Una vez clavado el palito lo bañaremos en el chocolate fundido sumergiéndolo con mucho cuidado y retirando el exceso dándole unos toquecitos al palito contra el bol. Haced esto último con mucha delicadeza.

Cuando tengáis los tengáis bañados en chocolate los dejaremos secar.

Para esto lo mejor es que cojáis un trozo de porexpan y clavéis los palitos en él. Podéis reciclar porexpan de alguna caja o comprar uno en algún bazar asiático.

Y una vez seco el chocolate los vamos a decorar y acabar de dar forma usando diferentes chucherías, fondant o sprinkles. Yo para estos Angry Birds utilicé regalices para las crestas y fondant y sprinkles para hacer los ojos, las bocas y las orejas.

Para pegar las decoraciones usad chocolate fundido.

Aquí arriba os dejo la receta de bizcocho que yo suelo usar tanto para los cakepops como para las tartas fondant o muchas de las layers cakes que hago.

Es una receta muy fácil de hacer y que da muy buenos resultados ya que admite mucha personalización y queda una textura muy tierna y ligera.

Podéis hacer la mitrad o el doble de cantidad según lo que necesitéis.

cakepops

Una vez tengáis listos los cakepops si no los vais a consumir al momento es mejor dejarlos en la nevera ya que dependiendo de la zona donde estéis puede hacer calor y después de tanto trabajo lo último que queremos es que se nos deshagan o destruyan.

Obviamente esta receta la podéis inspirándoos en otros personajes o simplemente dejando las bolas cubiertas de chocolate y no decorándolas. Hacedlos a vuestro gusto.

Los cakepops son geniales para hacer partícipes a los más peques de la casa ya que el paso en el que hacemos las bolitas es ideal para que guarreen y para que experimenten con nuevas texturas. Además se lo pasan genial tiñiendo el chocolate.

Espero que os hayan gustado y que os animéis a prepararlos.

¡Qué aprovechen y hasta la próxima receta!

Deja un comentario

*