Mini Tartas de Chocolate sin horno en Vasitos

¡Hola a todos! Hoy vengo con una receta deliciosa y súper fácil que hará las delicias de todos vuestros invitados y comensales. Unas Mini Tartas de Chocolate en vasitos que además se hacen sin necesidad de utilizar el horno. Así que no tenéis excusa para no prepararlas.

Hace unos días os hablé de que estaba participando en un concurso gastronómico en el que debía preparar dos tapas. La primera ya os la publiqué aquí. Y en esta segunda con la que participo en la categoría de la Tapa más original he querido preparar una opción dulce que fuese fácil de degustar ya que si resulta ganadora de su categoría será preparada para servir en la III Edición del Tapas a Fuego Lento.

Así que no me enrollo más y os voy a mostrar cómo preparar estas Mini Tartas de Chocolate.

mini tartas de chocolate en vasitos

INGREDIENTES:

120 Gr. de Galletas

40 Gr. de Mantequilla

50 Gr. de Azúcar

195 Gr. de Chocolate Negro con Almendras

500 Ml. de Leche

1 Sobre de Cuajada

Nata Montada en spray

PREPARACIÓN:

Vamos a empezar picando las galletas en la batidora de vaso. Las dejamos muy finas y las reservamos. A continuación fundimos la mantequilla en el microondas y la mezclamos con las galletas trituradas.

Ponemos la mezcla de galletas y mantequilla en el fondo de los vasitos y presionamos para que quede bien compactado. Metemos en la nevera mientras preparamos la tarta.

Separamos 100 Ml. del total de la leche con el azúcar y la ponemos en un bol pequeño. Agregamos el sobre de cuajada y mezclamos hasta que veamos que se ha disuelto. Reservamos.

Trituramos el chocolate con almendras en la batidora de vaso y reservamos.

En un cazo llevamos al fuego el resto de la leche y cuando esté caliente incorporamos el chocolate troceado y lo vamos removiendo hasta que esté completamente fundido e integrado.

Añadimos la leche en la que habíamos disuelto la cuajada y vamos dándole vueltas con unas varillas o una cuchara de madera hasta que veamos que arranca el hervor. Apartamos del fuego.

Dejamos que temple un poco y cuando ya no esté quemando vamos vertiendo la mezcla de tarta de chocolate sobre las galletas. Metemos en la nevera un mínimo de dos horas o hasta que cuaje.

Una vez cuajada la tarta podemos decorarla con nata montada y trocitos de galleta.

 

Como veis estas Mini Tartas de Chocolate sin horno quedan de lujo y nadie pensaría que son tan fáciles de hacer cuando las vea. Es uno de esos postres que nos hace quedar como unos cocinillas lo seamos o no. Y teniendo en cuenta las fechas que se acercan nos van genial para servir como postre de Navidad o en el menú de Fin de Año. Una tapa dulce que conquistará a nuestros invitados.

Si os apetece conocer más de cerca el evento en el que estoy participando con esta receta sabed que del 16 de noviembre al 2 de diciembre se celebra la III edición de Tapas a Fuego Lento (#IIITapasAFuegoLento). Una ruta de tapas por la madrileña zona de Triball en el que 20 bares van a ofrecer una tapa, en exclusiva, hecha con los electrodomésticos de Crockpot y Oster  a precios muy asequibles, inspiradas en platos típicos de cualquier país del mundo. Algunas de las tapas participantes en el concurso gastronómico serán cocinadas y servidas en la ruta así que podréis probar alguna de las mías o de mis compañeras de concurso.

Si no queréis perderos detalle os recomiendo que sigáis el hashtag del evento (#IIITapasAFuegoLento) en vuestras redes sociales ya que más compañeros estarán participando y estoy segura de que todas las propuestas serán súper interesantes y deliciosas.

Espero que esta receta de Mini Tartas de Chocolate os haya resultado de utilidad y os animo a que le echéis un ojo a la batidora de vaso Oster que he usado durante la preparación. Un pequeño electrodoméstico robusto y de buena calidad con el que podremos preparar un montón de platos fáciles y exquisitos.

Y por mi parte os recuerdo que os podéis suscribir a mi canal de YouTube para no perderos ninguno de mis vídeos y que me podéis seguir en mi cuenta de Instagram para estar al tanto de mi día a día.

¡Muchas gracias por leerme, qué aproveche y hasta el próximo post!

 

Deja un comentario

*