BabyLedWeaning

blw

Estoy muy contenta de iniciar una nueva sección en el blog a la que he llamado Parent Or Die.

En ella quiero publicar posts más enfocados a la crianza y temas familiares.

Para inaugurar dicha sección y teniendo en cuenta que el tema principal del blog son las recetas, no se me ocurre mejor idea que hablaros del babyledweaning.

Para los que no sepáis lo que es, básicamente se podría resumir en que es dejar que los bebés aprendan a comer por si mismos comida sin triturar, permitiéndoles que se autoregulen y respetando sus ritmos.

Lo que quiero es contar nuestra experiencia súper positiva, haré un pequeñísimo resumen del método pero lo que quiero es que veáis que es una forma muy natural y respetuosa de aprender a comer.

blw

Lo primero que tenemos que tener muy claro es que la alimentación complementaria se debe iniciar a partir de los seis meses. No significa que deba ser a los seis meses exactos pero si a partir de ese momento. Debemos fijarnos en las señales que nos indican que el bebé ya está preparado y sobretodo respetar sus ritmos y necesidades. Ante todo tranquilidad y paciencia.

Hay unas mínimas normas de seguridad que debemos respetar y son las siguientes:

-El bebé se mantiene sentado.

-Ha desaparecido el reflejo de extrusión.

-El bebé muestra interés por los alimentos.

blw

Una de las cosas que debemos tener muy claras es que la alimentación complementaria no se denomina así por casualidad, sino porque como su propio nombre indica complementa.

Hasta los doce meses de vida el alimento principal del bebé es la leche materna (o la de fórmula en caso de ser alimentado con leche artificial).

La lactancia es a demanda. En nuestro caso, Emma toma leche materna e inició el babyledweaning a los seis meses. Hoy día tiene 24 meses y sigue tomando teta además de comer ya todo tipo de alimentos.

Debemos tener muy claro, también, que esta es la forma más natural de ofrecer los alimentos a los bebés así que uno de los principales beneficios es que además de permitir que se autoregulen no tenemos que cocinar distintos menús o comprar comida diferente.

blw

Siempre me ha parecido sorprendente lo enrevesada y complicada que resulta la alimentación si sigues las pautas que suelen recomendar la mayoría de pediatras.

Yo me estreso solo con pensar en tener que cocinar un sin fin de papillas con x gramos de esto y de lo otro y que se tenga que comer x cucharadas a x horas…Buff!

Os puedo asegurar que no vale la pena! Respeto que haya gente que prefiera hacerlo así pero creo que tanto a la larga como a la corta es mucho más beneficioso para toda la família hacer las cosas con más naturalidad y simplemente dejar que nuestro bebé forme parte de nuestras rutinas.

Simplemente nos sentamos todos a la mesa juntos y comemos, así de fácil.

blw

Los primeros meses os dará la sensación de que vuestro bebé come como un pajarito.

Es absolutamente normal, Hasta que van adquiriendo destreza y van descubriendo los diferentes sabores y texturas es todo como muy experimental.

Y de repente os daréis cuenta de que come de todo y hasta se anima con los cubiertos.

Al permitirles comer de esta forma debemos asumir que lo pondrán todo perdido, Volarán los spaghettis por los aires y acabarán llenos de comida por todas partes pero también disfrutaréis mucho observando como evolucionan y disfrutan con la comida.

Con esta forma de ofrecer los alimentos lo que sucede es que nos tenemos que armar de paciencia y confiar en nuestros bebés. Veremos que en algunas ocasiones tienen más hambre que en otras o que de repente un alimento que les encantaba ya no lo quieren ver ni en pintura.

Es normal, si lo pensamos a nosotros como adultos nos pasa lo mismo. A mí, en general, a la hora de criar a Emma lo que me ha funcionado muy bien es ponerme en su lugar y pensar como me sentiría yo. Es una forma infalible para intentar entenderles lo mejor posible.

Os he hecho un pequeño vídeo con algunos de sus primeros momentos comiendo y luego con otros de más adelante para que veáis que la evolución de comer con las manos a comer con los cubiertos también se da de forma natural. Y además podéis ver lo feliz que es comiendo.

Y para terminar deciros que lo mejor es que en caso de querer practicar el babyledweaning os informéis, leáis y habléis con famílias que ya lo practiquen.

Os recomiendo la lectura de el libro «Mi niño no me come» de Carlos González y el grupo de Facebook «BLW Alimentación Autorregulada y libre de papillas».

Y no me quiero despedir sin hacer mención a mi amiga Miriam, ya que fue ella la que nos descubrió el babyledweaning y pudimos comprobar lo genial que les iba a sus dos hijas. Gracias!

Un saludo, que aproveche y hasta la próxima!

Deja un comentario

*