Albóndigas Suecas

albondigas ikea

¡Hola! Ya estoy por aquí de nuevo, aunque me temo que no podré actualizar tanto como hacía últimamente. De hecho, si consigo que sea una vez por semana ya seré feliz.

Hoy vengo con una receta que hice antes de tener a Lily pero que aún no había tenido ocasión de publicar. Se trata de unas albóndigas suecas con queso.

Debo decir que esta receta me dejó un poco indecisa ya que por una parte me encantó el sabor pero por otra, la textura de la salsa no me acabó de convencer.

Si la probáis, ya me diréis que os parece a vosotros.

albondigas ikea

INGREDIENTES:

400 Gr. de Carne de ternera picada

2 Huevos

2 Cucharadas de Mantequilla fundida

25 Gr. de Cebolla picada

100 Gr. de Pan rallado

1/4 de Cucharadita de Nuez moscada

Sal y pimienta

Queso rallado

INGREDIENTES PARA LA SALSA:

6 Cucharadas de Mantequilla

4 Cucharadas de Harina

650 Ml. de Caldo de carne

115 Ml. de Nata para cocinar

Sal

PREPARACIÓN:

Vamos a empezar haciendo las albóndigas poniendo en un bol la carne junto con la mantequilla fundida, los huevos, el pan rallado, la nuez moscada, la sal y la pimienta.

Lo mezclamos bien con una cuchara o con las manos y vamos haciendo bolitas.

En una sartén con un poco de aceite de oliva marcamos las albóndigas hasta que estén doraditas y cuando estén listas las reservamos en un plato.

En la misma sartén vamos a empezar a hacer la salsa fundiendo la mantequilla.

Una vez fundida agregamos la harina y con unas varillas vamos mezclando para evitar que se formen grumos. Lo vamos moviendo hasta que veamos que se pone de color marroncito y está la harina tostada. En este punto agregamos el caldo de carne y seguimos dándole vueltas con las varillas hasta que se integre bien.

Por último agregamos la nata, la sal y la pimienta y mezclamos.

Incorporamos las albóndigas y dejamos que se cocinen un poco con la salsa.

Y para finalizar añadimos el queso y dejamos que se funda todo junto.

Aquí arriba os dejo un paso a paso en vídeo de la receta.

Como os decía antes. es un plato que me gustó mucho en cuanto al sabor pero que me dejó un poco extrañada con el tema de la textura de la salsa. Me la esperaba mucho más líquida y es como que queda una salsa densa y que se adhiere a las albóndigas.

Creo que seguiré buscando más recetas suecas porque me gustan mucho y me gustaría aprender más sobre su gastronomía. Ya os iré contando mis avances.

Y antes de irme, os recuerdo que nos podéis seguir en nuestras redes sociales y que os podéis suscribir a nuestro canal de YouTube para no perderos ninguno de nuestros vídeos. Tenéis todos los enlaces en la parte derecha del blog.

¡Qué aproveche y hasta la próxima receta!

Deja un comentario

*